Ruta de 1 día por París

¿Se puede visitar París en 1 día? La respuesta es . Nos escapamos a la ciudad de las luces y el amor para contarte con todo detalle qué ver en París en una escapada relámpago de fin de semana, con mapas para orientarte y la planificación con la que nos organizaremos.

Lo primero que tenéis que tener en cuenta es que en una ruta por París de un día hay que priorizar en muchos sitios, en la mayoría de monumentos hay que hacer colas enormes y como comprenderéis si se tiene pensado entrar en todos los sitios es completamente imposible. Otra de las cosas que hay que tener en cuenta es olvidarse de visitar lugares más alejados como Versalles, La defensa o Disneyland.

paris

Este planing se puede hacer perfectamente en un día, levantándose pronto pero sin prisas, incluso sobra tiempo para dedicarlo a otras cosas. Eso si, contad que al ser un día completo, doy por echo que la llegada es el día anterior por la noche y se vuelve el día después por la mañana. Yo concretamente he echo esta ruta llegando un viernes por la noche y volviendo un domingo por la mañana, así he aprovechado el sábado al 100%.

Recorrido

 

Tenía algo muy claro desde que le regalé el billete de avión a mi hermana en Navidad, nuestra primera visita sería el icono de París; la increíble Torre Eiffel. El primer problema que se nos presenta es que la Torre Eiffel no abre hasta las 9 y media de la mañana, y queremos empezar la ruta a las 8 para aprovechar el día al máximo. Así que decido empezar el planing de este primer tramo por los Inválidos, luego dirigirnos paseando hasta los Campos de Marte donde tendremos unas maravillosas vistas de la Torre Eiffel, y desde allí recorrer el lateral del río Sena hasta el Puente Alexander III:

Sin título

El Palacio Nacional de los Inválidos es uno de los monumentos más importantes de París, no sólo debido a su gran riqueza artística y su imponente aspecto coronado por una preciosa cúpula dorada, sino por ser una parte importante del pasado de la armada francesa y acoger la sepultura de Napoleón. En el interior también se puede visitar el extenso Museo del Ejército.

DSC_0009

Palacio Nacional de los Inválidos

No hay coches, tampoco personas paseando o tan siquiera dirigiéndose al trabajo. París a estas horas parece completamente abandonada. La niebla es espesa, dándole un toque triste a la ciudad de las luces. Así nos dirigimos hacia los Campos de Marte, como si paseáramos por el pueblo fantasma de Silent Hill. En el extremo de los Campos de Marte se encuentra el imponente edificio de la Escuela Militar, donde a estas horas ya se pueden ver jóvenes cadetes haciendo ejercicios.

DSC_0020

Escuela Militar

Los Campos de Marte, o mejor dicho, el Campo de Marte es un tranquilo jardín a los pies de la Torre Eiffel. Al fondo, la Torre Eiffel se deja ver tímida entre la neblina, su gran estructura de hierro se alza al cielo hasta desaparecer en las sombras.

DSC_0023

La Torre Eiffel desde los Campos de Marte

La Torre Eiffel es una construcción de hierro de 300 metros de altura que actualmente constituye el símbolo más representativo de París. Inicialmente la torre fue objeto de controversia pues los artistas del momento la consideraron monstruosa y, dada su baja rentabilidad al terminar la exposición, se planteó la posibilidad de derruirla en diferentes ocasiones.

Actualmente y gracias al auge de París como destino turístico internacional, la Torre Eiffel es el monumento más visitado del mundo con más de 7 millones de visitantes anuales. Excepto para aquellos que sufran de vértigo, subir a la torre es una experiencia única prácticamente obligatoria para todos los visitantes de París. Decidimos no subir porque el problema que nos encontramos es bastante obvio, la niebla no nos dejaría ver absolutamente nada en su piso más alto. Ya tengo una excusa para volver a París.

DSC_0042

Aun así puedo decir que los mejores momentos para subir a la torre son la primera hora de la mañana (si no hay niebla), cuando a diferencia de algún despistado que lo han echado de la cama, aún no se han formado interminables colas. Es más, podría contar las personas que hay con los dedos de las dos manos. Los horarios son de 9:30 de la mañana hasta las 23:45 de la noche, y los precios van desde los 5 euros (2º piso) a los 15’50 euros (piso superior).

Para ver la Torre Eiffel de fondo, uno de los mejores sitios es desde la Plaza del Trocadero. Pero decidimos dejar esta plaza para el anochecer, así contemplaremos la Torre iluminada en todo su esplendor.

Una alternativa para la torre Eiffel, es La torre de Montparnasse: Hay mucha menos cola en horas punta, o ninguna. El precio también es de 15 euros y las vistas son prácticamente las mismas, con el aliciente que se ve de fondo la Torre Eiffel. Se accede con ascensor y en el mismo mirador hay una cafetería para poder tomar algo contemplando las vistas. El único inconveniente que si estáis sólo un día, está un poco alejado de la ruta principal.

Seguimos la ruta paseando por la rivera del río Sena, cruzándonos con corredores dispuestos a quemar las cenas de Navidad, con barcos-restaurantes aún cerrados, e incluso con una gran ballena azul.

DSC_0044

Poco a poco vamos acercándonos al Puente de Alejandro III (Alexander III), el más bonito de los puentes parisinos. La decoración del puente resulta simplemente espectacular gracias a las cuatro columnas de 17 metros, con caballos alados dorados en la parte superior que se encuentran situadas en los extremos. Preciosos candelabros negros, querubines y otros elementos decorativos convierten el puente en una construcción de ensueño que las parejas suelen elegir para realizar sus fotos de boda.

DSC_0053DSC_0067

El segundo tramo del planing será rápido, pues dejaremos los alrededores de los Campos Elíseos para más tarde porque nuestra prioridad es llegar a tiempo a las Catacumbas, donde la última entrada permitida es a las 16:00. Por ello, recorreremos unos Campos Elíseos repletos de puestecitos de navidad (aún cerrados), cruzando la Plaza de la Concordia y los Jardines de las Tullerías hasta llegar al museo de arte más famoso del mundo, el museo del Louvre:

plano paris tramo 2

Dejando atrás el precioso Puente de Alejandro III nos tropezamos con el Grand y Petit Palais, dos “palacios” que están ubicados uno delante del otro.

Desde aquí llegamos hasta el centro de los Campos Elíseos. Con una longitud de casi dos kilómetros, esta avenida comunica el Arco del Triumfo con la plaza de la Concordia, los “Champs Élysées” componen la arteria más bella y conocida de París, además de una de las avenidas más famosas del mundo.

La Plaza de la Concordia, es una de las plazas más representativas de París, pues durante la Revolución Francesa se convirtió en un sangriento escenario debido a la instalación de la guillotina en la que fueron ejecutadas más de 1.200 personas. Por tamaño, la Plaza de la Concordia es las segunda plaza más grande de Francia después de la de Quinconces, en Burdeos. También es conocida por su fuente, Fontaine des Fleuves, y por su enorme Obelisco de Luxor (desconozco si lo trajeron de Egipto).

DSC_0086

Plaza de la Concordia

Si os sobra tiempo, podéis visitar (nosotros no lo hicimos) el Templo de Madeleine, uno de los templos más curiosos de París gracias a su diseño más propio de los templos clásicos de la Antigua Grecia. La Iglesia de Madeleine dicen que resulta espectacular, especialmente desde su exterior. El interior también es diferente al de los templos tradicionales, ya que se encuentra sumido en la penumbra y posee una escasa decoración en la que radica su belleza. La entrada es gratuita.

DSC_0081

Obelisco de Luxor junto a la gran noria de la Plaza de la Concordia

Volviendo a Plaza Concordia, Justo detrás de la gran noria (no se si está todo el año) empiezan los jardines de las Tullerías, que según me han dicho decenas de veces es uno de los más concurridos y encantadores de la ciudad. Será en primavera y verano supongo porque sin duda alguna en invierno es horrible; no hay plantas, los árboles no tienen hojas y todo tiene un aire triste y tétrico.

Según nos vamos acercando al otro extremo, empezamos a divisar la famosa pirámide del Museo del Louvre. El Louvre es el museo más importante de Francia y el más visitado del mundo. Su principal pintura es La Gioconda de Leonardo da Vinci y su mayor escultura es La Venus de Milo de la Antigua Grecia. A pesar de que me gustaría visitarlo, es un museo que necesitas de muchísimo tiempo para verlo, y eso es precisamente lo que no tenemos. Otra cosa que me apunto en la lista para volver a París.

DSC_0090DSC_0096

El tercer tramo del planing nos centraremos en la Íle de la Cité, donde veremos el Palacio de la Justicia, la Iglesia de Sainte Chapelle y la bellísima Notre Dame. Luego comeremos en el Barrio Latino, famoso por sus “formules” de medio día y sus crepes, para una vez saciados bajar hacia el Panteón y las Catacumbas de París:

tramo 3.1

Íle de la Cité es una de las islas naturales que se encuentran en el Sena. La “Isla de la ciudad” es el corazón de la capital y el lugar de fundación de París. Para acceder a ella hay varios puentes, pero el más cercano viniendo desde el Louvre es el Puente Nuevo; decorado con preciosos candelabros negros y más de 300 máscaras talladas, este puente es uno de los más bonitos de la ciudad. Paradójicamente, el Puente Nuevo es el puente más antiguo de París además del más largo. En él se exhiben miles de candados de parejas que se han jurado amor eterno (me gustaría saber cuantas de ellas aún siguen juntas).

Sin duda alguna ésta es una de las zonas más agradables de París, y aquí se encuentran algunas de las principales atracciones de la ciudad, como es el caso de Iglesia de la Sainte Chapelle o la Conciergerie, las dos escoltando al Palais de Justice de París.

DSC_0109

La Iglesia de la Sainte Chapelle a la izquierda, el Palais de Justice al centro, y la Conciergerie a la derecha

Además de los edificios históricos, la Île de la Cité ofrece agradables calles y plazas para pasear en las que se pueden encontrar hermoso lugares como el mercado de las flores de la Place Louis Lepine.

DSC_0111

Mercado de las flores

Pero sin duda alguna la atracción turística más importante de aquí es la Catedral de Notre Dame, muchísimo más hermosa de lo que me había imaginado. Construida entre 1163 y 1245, la Catedral de Notre Dame es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. Aquí se han celebrado importantes acontecimientos, entre los que cabría destacar la coronación de Napoleón Bonaparte, la beatificación de Juana de Arco y las coronación de Enrique VI de Inglaterra.

DSC_0143

Catedral de Notre Dame

Notre Dame tiene dos torres de 69 metros en su fachada. Accediendo a la parte superior de las torres, además de apreciar las fantásticas vistas, podréis visitar el campanario en el que vivió el mítico Jorobado de Notre Dame y ver de cerca las múltiples gárgolas. Para visitar las torres se accede a través de la entrada del lateral izquierdo de la catedral y se suben 387 empinados escalones ya que no hay ascensor.

Como consejo, la mejor opción es madrugar y llegar antes de las 10 de la mañana para ser de los primeros en la cola. Esta va realmente lenta y durante el día puede durar más de dos horas. La entrada a la catedral es gratuita. El precio de la entrada a las torres es; Adultos (8’50 euros), menores de 18 años (gratuito), ciudadanos UE entre 18 y 25 años (gratuito).

Aquí haré una pausa para hablar sobre unos tours completamente gratuitos que ofrecen en las inmediaciones de la Catedral de Notre Dame. Una chica española nos paró y nos explicó un poco en lo que consiste; Todos los días a las 10:30, 12:00 y 16:00 inician un free tour desde la plaza de Notre Dame. ¿En qué consiste un free tour? Básicamente es un tour en el cual tú entras sin ningún compromiso ni de pago ni de permanencia. Si no te gusta simplemente puedes irte sin pagar en cualquier momento. Y si te gusta, al final del tour podrás valorar el trabajo del guía a través de una colaboración. Es una forma honesta de enseñarte como trabajan esta gente. Como adelanto puedo deciros que en este free tour te enseñan todos los monumentos que he mencionado al inicio de esta guía, los orígenes de París y muchísimos secretos que son imposibles de descubrir por uno mismo. Aparte de París, también operan en Praga y Budapest, y si queréis saber más, en su web www.whiteumbrellatours.com podéis acceder a toda la información necesaria.

Dicho esto, nos dirigimos al Barrio Latino, ubicado al sur de la Ïlle de la Cité y es una de las zonas más concurridas y animadas de la ciudad. Tras atravesar la Plaza de Saint Michel, en la que se encuentra una enorme fuente con la figura de San Miguel luchando con un dragón, se entra en el entramado de pequeñas y encantadoras callejuelas que componen el Barrio Latino. A partir de este punto todo son restaurantes y cafeterías que ofrecen agradables terrazas con precios bastante asequibles. Aunque hay varias calles con restaurantes muy agradables, una de las principales arterias del barrio es la Rue Huchette.

No os calentéis mucho la cabeza buscando un restaurante donde comer, todos ofrecen exactamente la misma carta con los mismos precios. Fijaros más que nada en el que os parezca más acogedor o haya más gente en su interior (para asegurar el tiro). Mi hermana se pidió un menú (formule) de 10 euros que iba ensalada mixta y pollo con patatas fritas… ella no es de probar cosas nuevas 😦 Jordi y yo nos decantemos por un menú de 15 euros para probar los platos más típicos de la gastronomía francesa, soupe a l’oignon gratiné (sopa de cebolla gratinada) y canard confité (pato confitado).

Perdonadme por la foto del pato, la he tenido que sacar de Google, pero estaba todo para chuparse los dedos! El agua es gratuita siempre y cuando dejen muy claro que queréis “garraf d’eau” (agua del grifo), yo en cambió me pedí una cerveza de medio litro por el “módico” precio de 7 euros.

Después de comer nos dirigimos al sur, nuestra primera parada es el Panteón de París, muy cercano a los Jardines de Luxemburgo. El Panteón fue el primer monumento de importancia de la capital francesa. Su construcción es anterior a la de monumentos como la Torre Eiffel y fue el primer lugar desde el que se podía divisar París desde las alturas.

DSC_0154

Panteón

Pasamos de largo los Jardines de Luxemburgo, pues al ser invierno no están nada bonitos, para llegar a la rotonda Denfert-Rochereau (Metro: Denfert-Rochereau, líneas 4 y 6), donde se accede a las Catacumbas de París. Se trata de dos kilómetros de túneles subterráneos que guardan los huesos de seis millones de parisinos que fueron trasladados aquí en 1.786 cuando el Cementerio de los Inocentes fue cerrado por motivos de salud pública. Tenemos que tener en cuenta que recorreremos dos kilómetros y no saldremos por el mismo lugar que por donde entremos. La última visita es a las 16:00 por lo que recomiendo llegar una hora antes, justo después de comer.

DSC_0179

Que decir de esta maravilla… Como bien indica su placa antes de entrar; Arreté! C’est ici l’Empire de la Mort, uno ya se hace a la idea de lo que se va a encontrar, pero nada puede prepararte al impacto que produce ver toneladas de huesos y calaveras formando paredes en la red de túneles de las Catacumbas.

DSC_0168DSC_0174DSC_0182

Todo este lugar esta decorado de la forma más macabra, y sin duda recomiendo antes de acceder a este sitio, conocer un poco las historias y leyendas (falsas o ciertas) que se cuentan de aquí. París está agujereada como un queso Gruyère. Oficialmente son 300 los kilómetros de túneles pero probablemente son muchos más los que aún quedan por descubrir.

Curiosamente las Catacumbas (Carrières) de París apenas aparecen en las guías de viaje. Quizás por no tener el glamour de Los Campos Elíseos o la fama de la Torre Eiffel, pero sin duda alguna mi hermana y yo coincidimos en lo mismo, las Catacumbas de parís son la mejor atracción turística de la ciudad.

DSC_0198DSC_0203DSC_0212

Salimos de las Catacumbas y nos damos cuenta de que quedan pocas horas de luz, en el invierno anochece aproximadamente a las 5 de la tarde. Para hacer tiempo hasta la hora de cenar y visitar los mercadillos navideños de los Campos Elíseos y la Torre Eiffel iluminada, decidimos coger el metro hasta el Louvre para hacer el último tramo del planing que nos ha quedado por ver:

ultimo tramo

Desde el Palacio Real (mucho ojo con los carteristas y las gitanas con sus falsas encuestas), recorremos la Avenida de l’Opera hasta llegar a la imponente Ópera Garnier. Situada en el Palacio Garnier, la Ópera Garnier es un imponente edificio neo-barroco y lugar donde se inspiró la conocida obra “El Fantasma de la Ópera”. Es un edificio espectacular en todos los sentidos tanto en su exterior como en su interior, capaz de transmitir la riqueza y la magnificencia que lo acompañaron en el pasado.

DSC_0231

Ópera Garnier

Situadas junto a la Ópera Garnier, lejos de la impersonalidad de otras tiendas, están las Galeries Lafayette. Estas galerías son uno de los centros comerciales más emblemáticos de París, que además, suele aparecer en muchas guías porque no son unas galerías cualquiera, sino que también sorprende su azotea de acceso libre con unas vistas estupendas de buena parte de la ciudad. La mejor época para visitarlas son en Navidad, pese a que nosotros no lleguemos a tiempo, durante estas fiestas tienen en su sala central el árbol de Navidad más grande de la ciudad.

DSC_0225

DSC_0228

Salimos y bajamos paseando entre boutiques de lujo hasta la Plaza Vendome, uno de los máximos exponentes del lujo y la opulencia que se pueden encontrar en la ciudad. Aquí encontramos una columna romana que es una réplica de la Columna Trajana de Roma y el hotel Ritz.

DSC_0232

De aquí volvemos a llegar a la Place de la Concorde, desde donde empiezan unos Campos Elíseos totalmente diferentes a como los vimos de día. No le basta con colocar luces de colores en sus árboles o decorar con elegancia todos los escaparates que inundan la calle desde el Arco del Triumfo hasta la gran noria, sino que colocan un kilométrico mercado navideño en ambas aceras.

DSC_0265

Merece la pena palpar este grandilocuente alarde navideño y terminar, como no podía ser de otra forma, volviendo sobre los pasos a ver la Torre Eiffel en todo su esplendor.

DSC_0274

Ahora si que toca ir hasta la Plaza de Trocadero para tener las mejores vistas que uno puede contemplar de la Torre Eiffel. No tengo palabras para describirla, y ninguna foto puede dar las sensaciones que uno siente al verla de esta manera. Brillante, maravillosa, única, sin duda alguna la Torre Eiffel gana puntos cuando cae la noche, convirtiéndose para mí, en el monumento más espectacular que he visto nunca.

DSC_0307

A pesar que aún nos queda tiempo de sobras para acabar el planing tenemos que retirarnos por mi culpa. Una mala elección de calzado me ha pasado factura y tengo los pies llenos de ampollas y en carne viva. Me es imposible seguir caminando, así que lo dejamos por hoy.

Solamente nos quedaba por ver el Barrio de Montmatre (lo sé, me he perdido uno de los mejores barrios), situado en una colina de 130 metros de altura, Montmartre es uno de los barrios más encantadores y peculiares de París. También conocido como el “barrio de los pintores, sus pequeñas y empinadas callejuelas constituyen un entramado que incluye los más antiguos cabarets como el famoso Moulin Rouge, hasta los alrededores de la Basílica del Sagrado Corazón, repletos de restaurantes con terrazas y pintores.

Como conclusión, visitar todo París en un día es imposible. Pero, si se puede visitar todos los monumentos más famosos y hacerse una pequeña idea de lo que ofrece esta ciudad. París es muy accesible para nosotros, yo mismo saqué los vuelos ida-vuelta por 20 euros, por lo que no me ha importado no entrar a ciertos museos o atracciones turísticas porque se seguro que volveré algún día. Después de maravillarme con sus monumentos, su gastronomía, y sus románticas calles, puedo entender porqué París es la quinta ciudad más visitada del mundo.

Anuncios
Categorías: Francia | Etiquetas: | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Ruta de 1 día por París

  1. Cristina Sister

    Ole mi hermano!! Lo mejor con el mejor.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

VIAJAR CODE: Verónica

Viajes y aventuras de Fofi

A %d blogueros les gusta esto: