Día 9: Monte Takaosan

El Monte Takao está situado al oeste de Tokio, en la cordillera Kanto, a apenas una hora de viaje en tren desde la gran ciudad. Para llegar aquí, la mejor opción es coger el tren de la línea Keio en Shinjuku (salen cada 20 minutos) hasta la estación Takaosanguchi. El precio del billete es de 370 yenes (2 euros y medio) y el trayecto dura más o menos 50 minutos.

El tren se me pasa tan rápido que apenas tengo tiempo a mentalizarme que hoy será el último día que pasaré en Japón. El tren me deja prácticamente en el mismo comienzo del camino. Al salir de la estación, al menos una veintena de personas están por los alrededores haciendo estiramientos y ejercitándose para hacer el treeking, que exagerados!!! Como si fueran a subir el Fuji (más tarde cuando las piernas me quemaban y me salía el hígado por la boca me acordaría de esta gente).

Japoneses preparándose para sufrir

Japoneses preparándose para sufrir

Existen varios recorridos temáticos diferentes para excursiones agradables hasta llegar a la cima que está a 600 metros de altura. Otra posibilidad para subir a la cima es tomar el teleférico o funicular que te lleva hasta la mitad del camino, pero no merece la pena, 600 metros de desnivel es muy light y tengo todo el día para subirla.

DSC_1013 DSC_0916

En cuanto llego a la base del monte me encuentro con un mapa que me indica que hay 6 rutas diferentes para llegar a la cima, 3 desde la misma base y otras 3 adicionales desde más o menos la mitad del trayecto. En la web del Monte Takao hay una mejor explicación de cada uno de los recorridos. La mayoría de gente sube con el funicular hasta la mitad del camino y hace una de las 3 rutas (asfaltadas) hasta la cima. Yo elijo subir a pie por el recorrido más apartado, pues es el único que no está asfaltado y según dicen es el que hay más probabilidad de ver monos. Después para bajar cambiaré de ruta a la número 1 que es la mas larga (3’8 km) y que además es la más turística y popular, ya que es donde hay paradas para comer algo, para tomarse una cerveza y donde hay la mayoría de templos.

Mapa de los diferentes treekings

Mapa de los diferentes treekings

Empiezo el treeking por la ruta Inariyama Trail que es la segunda más larga (la de color marrón o gris según el mapa que se mire), esta a diferencia de las otras es menos turística, es por el medio del bosque, y como tal ni paradas para tomar algo, ni templos, ni nada de nada. Pero a cambio está rodeado de verde, árboles y naturaleza. ¡El recorrido es precioso!

DSC_0918 DSC_0917 DSC_0921 DSC_0923 DSC_0922

De hecho, personalmente fue el que me gustó más, y con la ventaja de que no había casi nadie en esta ruta.

DSC_0924 DSC_0928a

Se dice que en ese monte habita Tengu, el demonio más conocido de la mitología japonesa, reconocible por su larga nariz. Pues yo no veo ni a Tengu, ni a los monos en todo el recorrido. Al final me duele el cuello de tanto mirar a las copas de los arboles en busca de tan escurridizo animal que opto por fotografiar a los “únicos monos” que me voy encontrando de vez en cuando.

Los únicos monos que vi

Los únicos monos que vi

A mitad de camino llego a un claro, donde me encuentro otros excursionistas recuperando el aliento. En días claros dicen que se puede ver el Monte Fuji desde aquí, yo en esto (y en los puñeteros monos) no tengo nada de suerte, me voy a ir de Japón sin ver ninguna vez la montaña más importante de Japón.

¡Al fondo podéis observar al magnífico Monte Fuji! Ohh wait...

¡Al fondo podéis observar al magnífico Monte Fuji! Ohh wait…

Una vez en la cima, hago una parada de una hora para recuperar fuerzas y contemplar las vistas mientras me bebo una coca cola. Aquí arriba hay un restaurante que aunque los precios no sean del todo baratos (900 yenes/7 euros el menú) es de los pocos sitios donde se puede probar un soba típico de la zona. Así que ya que estoy comeré aquí antes de continuar el descenso.

Soba típico de la zona

Soba típico de la zona

La verdad, no tengo ni idea como se llama este soba pues todos los nombres de la carta están en japonés, pero está riquísimo y acompañado de una cerveza, no puedo pedir nada mejor para el cuerpo 😀

El templo Yakouin está cerca de la cima siendo el templo más famoso de la montaña, a diario cientos de personas van a rezar para tener buena fortuna.

DSC_0966 DSC_0951 DSC_0952

El trayecto de descenso por el trail 1 es mucho más transitado pero no menos espectacular. Por doquier está lleno de farolillos y maderas talladas. El treeking me está dejando mucho mejor sabor de boca que la famosa excursión de Nikko. He acertado completamente viniendo aquí

DSC_0938 DSC_0974 DSC_0972

Ya casi a la altura del funicular hay un pequeño zoológico Natural con monos en “libertad”. Como todavía no me he sacado la espina de ver monos y hoy he perdido mi última oportunidad, decido entrar para echarle un vistazo.

DSC_0995 DSC_0982 DSC_1003

La entrada cuesta 460 yenes. No creo que valga la pena pagarlos, lo que si lo vale son los puestecitos de comida que hay en el exterior.

DSC_0977

Estas albóndigas de hacen con sésamo y soja

Tengo las piernas como un flan, me han salido dos ampollas en el pie y ya no puedo andar más. Estoy tan cansado que decido subir al funicular para hacer la mitad del camino de descenso. El tramo que queda es asfaltado y tampoco hay mucho por ver. El trayecto en funicular es de 480 yens para los adultos y 240 yenes para los niños, también se puede comprar un billete combinado ida y vuelta por 930/460 yenes respectivamente.

DSC_1009 DSC_1011 DSC_1011d

Como conclusión, el Monte Takao es perfecto para todo aquel que le guste hacer treekings por la montaña porque comprobará que no tiene nada que ver con lo que nosotros entendemos por subir  a un monte. Por supuesto que hay cuestas y árboles, pero resulta que aquí encontraréis mil y un detalles que os sorprenderán, como estatuas de Buda entre los árboles, árboles atados con cuerdas enormes, kanjis tallados en piedra, templos enormes en medio del bosque e incluso si tenéis suerte podréis ver algún mono de los que viven por allí, y si no, siempre podréis pagar para verlos.

Otra recomendación es venir un día de cada día, pues los fines de semana los caminos para subir pueden estar abarrotados de gente, si no os queda otra que venir el fin de semana, venid pronto y cojed el camino más largo y no asfaltado.

Cuando llego a Tokio vuelvo al hotel a preparar la maleta, pues mañana por la mañana ya regreso a Barcelona… que rápido pasa todo cuando uno está de vacaciones. Eso sí, hoy toca despedirme de esta ciudad y de esta maravillosa gente en el mejor sitio posible, entre los izakayas de la calle Ameyoko.

DSC_0847 DSC_0851 DSC_0850 DSC_0852

Japón ha sido un viaje extraordinario, quizás el mejor viaje que echo nunca. Y aunque salí de Barcelona con miedo de aventurarme sólo por primera vez, viajar en solitario ha sido un plus que aunque tenga sus contras, todas las experiencias que he aprendido sólo no tienen precio. Tras esta aventura semejante, si una cosa tengo bien clara es que no tardaré mucho en volver a recorrer este país de arriba a abajo. Hasta pronto Japón !!!

Anuncios
Categorías: Japón | Etiquetas: , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Día 9: Monte Takaosan

  1. Noaenelbaúldelossueños

    Te paso el programa de Photoshop, espero que te sirva !! Photoshop Mix

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

VIAJAR CODE: Verónica

Viajes y aventuras de Fofi

A %d blogueros les gusta esto: