Día 1: Ueno y Akihabara

Después de 5 horas y media hasta Moscú, 17 horas de escala sin poder salir del aeropuerto, y 10 horas y media más de avión, por fin llego a Tokio!

Lo primero que hago al salir del avión es buscar un banco en el mismo aeropuerto para cambiar euros a yenes. Aquí el cambio es buenísimo comparado con el que dan en los bancos españoles (me han cambiado a 144 yenes por euro cuando el yen está realmente a 146 yenes por euro. En España lo cambiaban a 112 yenes el euro, vaya robo). Decido cambiar todo el dinero, total, solo pierdo 2 yenes y así me ahorro de buscar alguna casa de cambio por la ciudad.

Lo siguiente es ir al centro de la ciudad desde el aeropuerto, y sin duda la mejor opción es el tren. Si coges un taxi, te hipotecas de por vida. Yo iba un poco mareado por leerme otros blogs, donde te describen media docena de trenes diferentes que salen del aeropuerto con sus respectivos precios y tonterías. Olvidad todo lo que leáis, es tan fácil como presentarse uno en el mostrador y decir; Tokio Center o Ueno, según la estación que te vaya mejor ir. Te darán a elegir 2 trenes diferentes; uno más barato (1000 yenes) y más lento. Y otro más caro (2400 yenes) y más rápido. Yo opté por el tren barato, que total, solo tarda 15 minutos más que el otro y te ahorras más de la mitad. ¿Fácil verdad?

Mapa metro Tokio

Mapa metro Tokio

Al llegar a la estación de Ueno, decido coger el metro hasta la estación de Iriya, donde tengo mi “suite”. Podría ir perfectamente caminando, tan solo hay 10 minutos a pie, pero prefiero usar el metro para irle pillando el truco. Pues siendo sincero, el metro de Tokio acojona mucho la primera vez. Es enorme, hay miles de personas moviéndose a toda leche por todas direcciones y, la mayoría de carteles están en letras japonesas. Aún así, a la que le coges el truco, es muy fácil moverse por allí. Aparte, si se tiene algún problema, cualquier revisor sabe “algo” de inglés, lo mínimo para indicarte a donde ir, siempre y cuando tú sepas donde te diriges.

Estación de Ueno

Estación de Ueno. Tanto en esta como en Tokyo Center, los carteles también están en inglés.

Una vez salgo de la estación de Iriya, me sitúo fácilmente en el mapa, y en pocos minutos estoy delante de mi hotel. Durante el paseo al hotel, no he podido pasar por alto la cantidad de máquinas expendedoras que hay por todos las esquinas. Otra cosa que llama la atención son los platos expuestos que hay en todos y cada uno de los restaurantes de la ciudad. Se me hace la boca agua solo de verlos.

Mi “suite” es nada más y nada menos que una habitación capsula. La verdad, al contrario de lo que muchos de mis amigos me dijeron (que dormiría fatal), dormí maravillosamente bien. Y es más, para nada son  claustrofobicos (al menos para mi). Creo que la mejor forma de describir mi habitación es como una litera cerrada, porqué tampoco da la sensación de estar encerrado completamente. Ha sido todo un acierto coger este hotel, tanto por  la ubicación, precio y comodidad. Los baños son compartidos, pero aún así son increíbles, jamás he visto unos lavabos más limpios que estos. Uno podría pasar la lengua por la taza sin problema, pues se limpian solos con sus chorros de agua. Y lo mejor de todo, la taza tiene calefacción!! Los japoneses si que saben cagar bien, el montón de cosas que tenemos que aprender de ellos…

Si a alguien le interesa, el hotel és;  1 Night 1980 Hostel. Las 10 noches que pasé allí me salieron por unos 22.000 yenes, 169 euros al cambio. Nada mal si comparamos los precios que valen los hoteles o ryokan.

Después de pagar, guardar mis cosas en la taquilla privada que viene con la habitación y cargarme con todo el kit de cámaras. Salgo disparado del hotel a descubrir esta gran ciudad. Como veréis, para optimizar mejor las visitas por Tokio he decidido separar la ciudad en barrios, así es mucho más fácil montar un planing. Hoy en concreto visitaré Ueno y Akihabara, que son los barrios más próximos a mi hotel.

barriotokiouenoakihabara

Mi primer objetivo es el parque de Ueno, pues es lo primero que uno ve al salir de la estación.

El parque de Ueno es uno de los lugares donde los japoneses suelen ir a ver el florecer de los cerezos. Es un parque bastante bien cuidado (como todo en Japón) a pesar de que es bastante grande.  Para mi, es una visita imprescindible, sobretodo si lo que quieres es pasear por un bonito parque mientras descubres pequeños templos escondidos por la zona. Para quién le guste la historia también es su sitio, pues aquí es donde se decidió una parte importante de la historia de Japón, la batalla de Ueno.

dsc_0024

Otra cosa curiosa, es que también es uno de los parques con mayor concentración de homeless (gente sin techo) de la ciudad, eso si, no debéis preocuparos ya que incluso los vagabundos son más tranquilos y respetuosos que la gente de otros países. No veréis a ninguno pedir dinero.

Dejando de lado los museos que podemos encontrar en el parque, como el famoso Museo Nacional, aquí la mayoría de gente viene a ver el Templo Toshogu, el más visitado del parque. según dicen es uno de los principales edificios que se conservan de la época Edo. La entrada es gratuita y es bonito rodear-lo para ver sus famosas linternas de piedra en el jardín.

dsc_0023

Templo Toshogu

Más separado del parque, encontramos el templo Beten-do, ubicado en medio de un islote en un estanque, y rodeado entre miles de enormes flores de loto. Su entrada también es gratuita, como casi todos los templos.

Dentro del parque hay otros pequeños templos que son curiosos de descubrir , de diferentes formas y colores. Recomiendo mucho recorrerlo tranquilamente.

 

Otro de los puntos más interesantes del parque es la estatua de Saigô Takamori, el último samurái. Un personaje histórico en el cual se inspiraron para hacer la película de Tom Cruise.

dsc_10d

Justo enfrente de la estatua del samurái gordito, encontramos la tumba de los Shôgitai. Los Shôgitai fueron un grupo de élite del Shogunato de la era Edo. En la batalla de Ueno fueron mayormente aniquilados defendiendo el templo de Kaneji por tropas lideradas por Saigô Takamori (el samurái gordito).

dsc_10e

Tumba de los Shôgitai

Cuando me canso de ver templos y pasear por el parque, salgo por la salida sud donde se encuentra la entrada a la Calle Ameyoko, donde hacen uno de los mercadillos más famosos de la ciudad y personalmente para mi, uno de los mejores sitios para pasar la noche.

dsc_0039

En este mercadillo, que está entre las estaciones de Ueno y Okachimachi, podrás encontrar gran variedad de productos, desde infinidad de variedades de pescado fresco y sazonado hasta los alimentos más insospechados, además de cosméticos, ropa, dulces y una cantidad enorme de izakayas (tabernas japonesas).

dsc_0040

Izakaya

En una de las paraditas no puedo resistirme y hago un alto para probar los takoyakis, bolas de pulpo rebozadas y cubiertas con salsas a tu gusto. Encima los precios son de risa, 8 bolas de pulpo (llenan mucho) por 1 euro y medio al cambio !

dsc_0046dsc_0048

Recomiendo encarecidamente visitar este mercado al atardecer, el ambiente es fenomenal.

Desde el mercado Ameyoko me dirijo caminando hasta el barrio de Akihabara. Es muy sencillo llegar a pie, tan solo tienes que seguir la calle del mercado Ameyoko que va paralela a las vías del tren, hasta llegar a Akihabara. El paseo es de unos 10 minutos más o menos.

Akihabara es por excelencia el barrio de la electrónica y el manga. En este barrio podréis encontrar cualquier cosa relacionada con cámaras, videojuegos, figuritas, manga, cosplay, robots, consoladores, ordenadores y gadgets tecnológicos. Para los freaks, otakus, nerds y gente de este mismo estilo es el puñetero Olimpo.

dsc_0058

Akihabara

No sabría por donde empezar, aquí uno se vuelve loco comprando. Si eres fan de las máquinas recreativas, Son Goku, One Piece, o cualquier cosa relacionada con este mundo, esto es el paraíso. Lo primero que impresiona de este barrio es encontrar edificios enteros solo de una cosa. Si tienen que montar una Sex Shop, pues una de 8 plantas. Unas recreativas, pues un edificio lleno de recreativas. Así de bestias son los japoneses.

Bajando desde el barrio de Ueno, lo primero que encuentro es el Gundam Café, una cafetería temática que si no eres fan de Gundam no te la recomiendo, pues los precios son más elevados que en otros sitios. Justo al lado está el AKB48, otra cafetería temática, pero esta vez sobre uno de los grupos musicales más famosos del país.

dsc_0054

Gundam Café

dsc_0055

AKB48 Café

Chuo Dori és la calle más importante de Akihabara, donde se concentran las tiendas más importantes, como el eficio Sega, el Mandarake o Don Quixote. Si se accede desde el metro, la salida es “Electric Town”.  Pero para empezar a ver de verdad la esencia del barrio te tienes que adentrar por las callejuelas, meterte en bajos o subir por escaleras escondidas en edificios que parecen deshabitados pero que en verdad están llenos de tiendas “secretas” donde los precios de una a otra varían muchísimo.

 

Recomiendo venir con mucho espacio en la maleta (si eres friky) por qué te aseguro que vendrás cargado de tonterías, yo por ejemplo no me pude resistir a los encantos de Dragon Ball y Totoro. Eso sí, buscad bien porque los precios varían mucho. Por ejemplo, el Son Goku de la imagen de abajo, en las tiendas más “céntricas” valía entre 4.000 y 7.000 yenes. Pues en los callejones más escondidos puedes encontrar estas mismas figuras, aveces sin caja, por unos 1.500 – 1.800 yenes (precios mucho más razonables si uno no quiere arruinarse).

Goku - Trunks - Vegeta

Goku – Trunks – Vegeta

Totoro's

Totoro’s

Raditz - Bardok - Goku

Raditz – Bardok – Goku

Si lo que os gusta, son cosas más pervertidas, aquí también podéis encontrar cualquier cosa. Como por ejemplo bragas usadas… Si es que mira que son raros para algunas cosas estos japoneses!

dsc_0066

¿Bragas usadas? oO

Y mientras cae la noche y los neones cobran vida en una explosión de luz y color, yo me despido por hoy. Aún arrastro el jetlag y necesito horas de sueño. Mañana toca levantarse pronto para zamparme 4 barrios del tirón, Shinjuku, Harajuku, Shibuya y Roppongi.

Lo mejor del día:

  • El cambio de moneda que ofrecen en el aeropuerto, te da la tranquilidad de poderlo cambiar todo sin tener la impresión de que estás perdiendo mucho dinero en la transacción, y sobretodo, no tener que marearte por la ciudad en busca de Exchange Money.
  • Descubrir los lavabos japoneses. Allí es todo un arte esto de hacer sus necesidades, una maravilla.
  • El templo Beten-do, lo que realmente me dejó con la boca abierta son sus flores de loto, realmente enormes!
  • La calle Ameyoko, por el día hay un mercadillo al más puro estilo del sudeste asiático, por la noche todo se llena de izakayas (tabernas japonesas). Para mí la mejor calle para ir de copas junto con Golden Gai (barrio de Shinjuku).
  • La comida japonesa, riquísima y variada. Uno no sabe que elegir para comer, Sushi o Sashimi, Ramen o Yakitori… Probad los Takoyakis que hacen en la calle Ameyoko, espectaculares.
  • Akihabara, si te gusta el manga y la electrónica, este barrio será uno de tus TOP de Tokio.

Lo peor del día:

  • El precio de los taxis. Te obligan a tener que depender del tren o el bus para llegar desde el aeropuerto de Narita al centro de la ciudad, como tengas prisa y necesites un taxi, ves preparando 14.000 yenes (120 euros).
  • El barrio de Ueno en general tiene poco que ofrecer, sin duda le salva Ameyoko Street y algún que otro templo.
  • Encontrar una papelera, totalmente imposible. Tienes que arrastrar con tu basura todo el día hasta que vuelves al hotel.
  • La depravación japonesa, por no llamarlo machista, en lo que se refiere a los Maid Café donde las chicas son las encargadas de atraer a los clientes con sugerentes bikinis, mini faldas, escotes de vértigo o con lindos vestidos de sirvienta, de conejita, de gatita o de cualquier otra mascota. En los Maid Café las chicas sirven a los clientes (sólo chicos) vestidas de sirvientas de la época victoriana con un “bienvenido a casa, amo”.
Anuncios
Categorías: Japón | Etiquetas: , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Día 1: Ueno y Akihabara

  1. Yo siempre lo digo, que no hay baños mas limpios que los de Japón!!! ^_^ una gozada vamos!
    y yo porque fui en pareja, pero considero los capsule muy buena opción 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

VIAJAR CODE: Verónica

Viajes y aventuras de Fofi

A %d blogueros les gusta esto: